Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
Lavanda

Lavanda

Por: - 25 febrero, 2020
Compartir


La lavanda es una planta que se ha utilizado desde hace cientos de años en diversas culturas; desde los romanos hasta los herbolarios mexicanos. A esta flor aromática se le atribuyen diferentes efectos medicinales y múltiples usos.

Conoce las propiedades de la lavanda y deja que esta maravillosa flor entre a tu vida. Su color morado característico y su agradable sabor puede acompañar tus días o tus noches.

Propiedades de la lavanda

Flor de lavanda

La flor de lavanda nos ayuda a limpiar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestra casa existen muchas presentaciones de este producto natural lo puedes encontrar en aceite esencial, flores frescas, flores secas, crema, tinturas, infusiones calientes, shampoo, etc.

Si estás en México hay algunos campos de lavanda ecoturísticos que no te puedes perder. 

El rancho de la lavanda de mineral de pozos se encuentra en Guanajuato y podrás conocer cómo es la producción y el secado de la lavanda. El rancho San Martín del Estado de Puebla cuenta hasta con talleres de elaboración de jabones.

En un estudio de la Universidad Politécnica de Valencia se determinó que la planta de lavanda contiene linalol; un compuesto químico que comparte con la menta, el laurel, la canela, algunos cítricos y el cannabis. 

Las propiedades antiinflamatorias y sedantes de esta planta ayudan a diferentes tipos de dolor; reumáticos, lumbares, de tortícolis, de cabeza y hasta de pies. 

A su vez, sus propiedades antibacterianas ayudan en la eliminación de diferente tipos de bacterias y virus que pueden causar enfermedades respiratorias, faringitis, laringitis y anginas. 

Beneficios de la flor

Propiedades de la lavanda

En la antigüedad los romanos utilizaban el aceite de lavanda para preparar el agua para los famosos baños comunales y ayudar a combatir el dolor del cuerpo. 

La lavanda aplicada directamente puede ayudar a sanar diferentes afecciones como heridas y cortes, quemaduras, enfermedades de la piel, eccemas, hematomas, sarna, psoriasis, pie de atleta y caída de cabello. 

El remedio más conocido que se le atribuye a esta planta es el tratamiento para los nervios, el insomnio, la ansiedad y el agotamiento mental. 

Un té de lavanda por las noches te ayudará a combatir el insomnio y dormir profundamente. Si tienes estrés, nerviosismo, irritabilidad o mal humor existen pastillas, cápsulas y aceites esenciales que puedes utilizar a lo largo del día cuando más lo necesites. 

Recetas para preparar la lavanda.

Existen muchas formas de preparar este maravilloso remedio, algunas de las más beneficiosas y fáciles son:

  • Infusión de lavanda con miel. Coloca de 7 a 10 flores frescas en agua caliente y añade 1 cucharada de miel para endulzarlo.
  • Yogurt griego con lavanda. Puedes aprovechar los antioxidantes de esta flor en tu desayuno, solo agrega un poco de infusión a tu leche o yogurt griego. Esta receta puede ayudarte a mejorar la digestión y aliviar dolores estomacales.
  • Shampoo anticaída. Agrega unas gotas de aceite esencial a tu shampoo regular para ayudarte a combatir la alopecia.
  • Duerme tranquilo. Rellena una almohada pequeña de flores secas de lavanda y disfruta de su efecto relajante en la cama.
  • Aromaterapia de lavanda. Si quieres mejorar la experiencias dentro de tu hogar puedes utilizar un difusor de aroma para que cada espacio te otorgue relajación y un olor sensacional. 

Recuerda que como otros remedios y productos naturales, algunas personas pueden presentar reacciones alérgicas. Antes de añadirlo a tus rutinas diarias te recomendamos que hagas pequeñas pruebas de uso y acudas a un profesional para determinar su uso.

Si te gustó esta nota sobre la lavanda déjanos un comentario y síguenos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter y Pinterest como Amoni. 

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *