Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies

Plantas curativas en tu cocina

Por: - 13 agosto, 2019
Compartir


La farmacéutica ha cubierto gran parte de las dolencias y enfermedades, sin embargo, sus procesos industriales involucran una serie de químicos con reacciones secundarias que podrían afectar tu salud. La herbolaria mexicana nos ofrece una alternativa con gran diversidad de remedios 100% naturales para aliviar las enfermedades más comunes. Conoce cómo hacer tu propia selección de plantas curativas que puedes sembrar y tener dentro de tu casa.

Siembra tu propia manzanilla

La manzanilla contiene diversas propiedades terapéuticas para el cuerpo. Su consumo más común es en infusión con agua caliente ya sea con la flor entera y seca o pulverizada dentro de bolsa de té. La manzanilla ayuda a reforzar el sistema inmune, mejorar la digestión, reducir el estrés y limpiar impurezas de la piel o heridas. Sembrarla es muy sencillo:

  • Consigue al menos 10 semillas de esta planta y siembra en cada maceta que quieras entre 3 y 4, intenta ponerlas casi en la superficie sin enterrarlas mucho ya que necesitarán el sol para el proceso de germinado.
  • Después de los primeros 15 días ya tendrás pequeñas plantas, se recomienda elegir la planta más fuerte y desechar las otras para que tenga espacio de crecer.
  • Se debe regar diariamente solo para humedecer la tierra. Recuerda que tu maceta necesita tener agujeros de drenaje por debajo para evitar ahogar la planta.
  • Cuando quieras recolectar las flores, evita cortar las hojas o los tallos para que vuelva a crecer.
  • Seca toda tu cosecha a la sombra y de preferencia al aire libre.
  • Puedes podar un poco las puntas de donde cortaste la flor para favorecer el nuevo crecimiento.

Qué tal un poco de romero

El romero además de tener un excelente aroma característico tiene diversas aplicaciones; Ayuda a disminuir el insomnio, el dolor de cabeza y la inflamación. También está recomendada para quien sufre reumatismo, tortícolis o contusiones. En el caso del romero, a diferencia de la manzanilla, las semillas no son tan fáciles de germinar. En la mayoría de casos se requiere hasta tres procesos diferentes de germinación para obtener una planta. Si quieres ahorrar tiempo puedes sembrar directamente el esqueje.

  • Corta las ramas exteriores de una planta grande de romero. Elige aquellas con un verde más grisáceo ya que estas son las que llevan más tiempo en crecimiento.
  • Coloca los tallos dentro de un recipiente con agua que provenga de la llave.
  • Retira todas las hojas que estén por debajo de la mitad de la longitud de tu rama, ya que si estas hojas están en agua dificultan que el tallo suelte raíz .
  • Se recomienda colocar el contenedor en una ventana sin luz directa y junto a otras plantas para generar humedad.
  • En menos de 4 semanas tu tallo ya habrá soltado raíz y está listo para trasplantarlo a una maceta con tierra suave.

Beneficios del tomillo

¡Qué rico! El tomillo no solo es un excelente ingrediente natural para cocinar guisados y sopas. También se ha utilizado como remedio para problemas en el sistema respiratorio como la tos, el asma o la bronquitis. Reduce el acné, elimina el hongo en las uñas y ayuda a mejorar la presión arterial. No esperes para tener tu propia maceta.

  • Al igual que el romero la forma más efectiva para cultivarlo es por medio de esqueje de una planta ya crecida
  • La única diferencia al momento de dejar al tallo echar raíz es que el tomillo requiere toda el sol directa que pueda obtener. Una forma práctica es dejar el contenedor en una ventana por fuera de la casa para no cambiarla constantemente de lugar.
  • El riego de la maceta, una vez que el esqueje soltase raíz, debe ser poco y evita la humedad excesiva de la tierra.

La ventajas de tener tus propias macetas en casa son muchas. Usualmente las plantas caseras son más aromáticas que las se compran, no contienen ningún tipo de pesticida y puedes saber con seguridad que todo el proceso fue completamente natural. Si aparece un poco de plaga es muy fácil controlarla con un spray que prepares también de forma casera. Simplemente licua un poco de cebolla con chile verde y agua y aplica directamente en las hojas dañadas, en menos de una semana ya estarán libres y listas para ser utilizadas.


Seguro que también te interesa:

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

Subtotal
Shipping and discount codes are added at checkout.
Checkout