Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
aracnofobia

Aracnofobia

Por: - 27 enero, 2020
Compartir

La aracnofobia es una de las fobias más comunes que existen de las que son específicas a algún animal. Si experimentas un miedo incontrolable e irracional hacia los arácnidos, muy probablemente tú también la padezcas, aunque también existe sólo el miedo común que no debe ser confundido con esta enfermedad. Sigue leyendo más para saber más acerca del tema.

¿Qué es la aracnofobia?

fobia a las arañas

La fobia a las arañas es un padecimiento psicológico que, al igual que cualquier otra fobia, presenta síntomas específicos que pueden alterar seriamente la vida de una persona y que, de lo contrario, no podría ser considerada como tal. De entre todos estos indicadores y reacciones de la persona afectada, los principales son:

  • Ataques de ansiedad severa.
  • Sudoración excesiva.
  • Dilatación de pupilas.
  • Aceleración de la respiración e hiperventilación.
  • Taquicardia acompañada de mareos.
  • Angustia incontrolable.

Los síntomas de la fobia a las arañas se pueden identificar fácilmente, pero los más notorios son aquellos que pueden llegar a afectar tu desempeño cotidiano. Evitar actividades al aire libre como acampar o pasear por el campo se vuelven imposibles de realizar por el miedo a toparse con estos animalitos. Inclusive, limpiar un closet o las paredes de la casa es una actividad aterradora.

También es importante señalar que no se le puede llamar fobia a cualquier miedo. Muchos se deben únicamente al desconocimiento o que no entendemos aquello que nos causa temor, pero una vez que lo reflexionamos o conocemos un poco mejor, ese miedo simplemente desaparece.

Causas de la fobia a las arañas

Muchos especialistas coinciden en que el origen del miedo natural a las arañas viene desde nuestros antepasados prehistóricos, quienes para sobrevivir huían de cualquier insecto amenazante que pudiera provocar severas lesiones o hasta la muerte con su picadura.

Para desarrollar una fobia a las arañas es necesario haber vivido o presenciado una experiencia traumática que implique a dicho arácnido o a un insecto con el que las relacionemos. Una fobia es un pánico mucho más severo que un miedo natural, ya que esta tiene una raíz más personal y profunda en la mente humana, lo que sí requiere un tratamiento psicológico en particular. 

¿Cómo se trata el miedo a las arañas?

miedo a las arañas

Con el conocimiento actual sabemos que realmente muy pocas especies de arañas representan un peligro real para los humanos. Basta con un poco de iniciativa, educación y entendimiento para mitigar el miedo natural a cualquier araña. 

Para el caso de una fobia real, el proceso es un tanto más complejo. Si presentas o conoces a alguien que sufre los síntomas antes mencionados, es muy probable que se trate de una aracnofobia real. Su diagnóstico y tratamiento deberán ser avalados por un especialista.

El terapeuta deberá determinar el tratamiento de esta y cualquier otra fobia, según la gravedad y las causas de la misma. Probablemente opte por una habituación, que consiste en acercamientos paulatinos hasta ir perdiendo poco a poco el miedo a las arañas.

Recuerda que este texto es informativo, por lo que si sospechas que padeces de aracnofobia, debes acudir con un profesional de la salud de la mente para que te diagnostique acertadamente y determine el tratamiento adecuado para ti. No olvides dejarnos tus comentarios y si te gustaría conocer más acerca de alguna otra fobia.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *