Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
golpe de calor

Golpe de calor

Por: - 27 febrero, 2020
Compartir


Durante algunas épocas del año nos encontramos más propensos a sufrir un golpe de calor. Si quieres aprender lo que es, su síntomas y cómo debemos actuar en caso de que suframos uno o a alguien le afecte frente a nosotros, sigue leyendo con mucha atención.

¿Qué es un golpe de calor?

síntomas de golpe de calor

Un golpe de calor, o insolación, es una afección que se presenta cuando nuestro cuerpo alcanza altas temperaturas que llegan a los 40 °C. Por lo general se presenta cuando una persona se expone prolongadamente a altas temperaturas ambientales, o bien, cuando se realiza esfuerzo físico en un ambiente muy cálido.

Esta afectación se presenta, por lo general, durante el verano, por lo que en vacaciones somos más propensos, y debe ser tratada con urgencia ya que, de nos ser así, los daños en los músculos, riñones y hasta el cerebro o corazón, pueden ser irreversibles y desembocar inclusive en la muerte de quien lo padece.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, los golpes de calor pueden ser sufridos por cualquier persona, pero son más frecuentes en niños y ancianos.

Síntomas de insolación

Para poder actuar correcta y oportunamente ante un golpe de calor, lo primero y más importante es saber identificar cuales son los síntomas de este. Lo mejor es que el diagnóstico sea realizado por un médico especialista que esté capacitado para identificar este tipo de afecciones pero, dado que es un problema que se tiene que tratar inmediatamente, tal vez sea necesario que tú sepas que hacer en caso de que identifiques uno.

Los síntomas del golpe de calor son los siguientes:

  • Piel enrojecida. Este es uno de los primeros y más visibles síntomas. Por lo general se hace más evidente en la zona de las mejillas.
  • Náuseas y vómito. También pueden presentarse síntomas relacionados con el estómago por lo que un diagnóstico certero depende de analizar todo el conjunto de afecciones que presente la persona.
  • Dolor de cabeza. En un golpe de calor es muy común que se presente un dolor punzante en la cabeza.
  • Elevación en la temperatura corporal. La temperatura corporal asciende peligrosamente en una insolación, llegando a los 40 °C.
  • Sudoración alterada.  La piel, además de sentirse muy caliente al tacto durante un golpe de calor, puede tener una textura seca cuando fue causado por el sol, pero cuando se dio por actividad física excesiva, puede haber una ligera humedad.
  • Respiración acelerada. La persona que sufre esta afección, presenta, por lo general, una respiración irregular y poco profunda.
  • Aceleración de la frecuencia cardíaca. Debido a que el corazón de la persona afectada por el golpe de calor estará tratando de enfriar urgentemente el cuerpo, este trabajará a un ritmo muy acelerado, por lo que el ritmo cardíaco se acelerará considerablemente.
  • Alteración en el comportamiento y estado mental. Las altas temperaturas afectan al cerebro directamente, por lo que se puede presentar desde irritabilidad, confusión, delirio, convulsiones y hasta un coma.

¿Cómo actuar ante un golpe de calor?

insolación

Cuando sospeches que estás ante un golpe de calor, o que estás sufriendo o a punto de sufrir uno, debes evitar enfriar el cuerpo bruscamente. Lo primero que se debe hacer es llamar a emergencias o a un médico capacitado; después, en lo que la ayuda se hace presente, se debe buscar una sombra para resguardarse del sol y despojarse de la ropa, para procurar bajar la temperatura paulatinamente. Para esto se puede ayudar usando toallas húmedas, como cuando queremos bajar una fiebre.

Lo mejor para evitar sufrir un golpe de calor es prevenir. Usa ropa holgada y liviana en días calurosos; no olvides hidratarte constantemente y no exagerar en las actividades físicas bajo el sol. También, al terminar tus rutinas de ejercicio no olvides realizar un enfriamiento eficaz para que tu cuerpo recupere adecuadamente su temperatura.  ¿Qué otros consejos nos darías para atender una insolación?

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *