Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies
higado graso

Hígado graso

Por: - 26 julio, 2020
Compartir


El hígado graso en una enfermedad silenciosa que afecta a un gran porcentaje de la población. En sus etapas más avanzadas, puede llegar a ser fatal. Aprende más sobre esta interesante enfermedad para saber cómo prevenirla y ayudar a quien la padezca.

Lee con mucha atención y siempre recuerda que debes consultar a tu médico especialista para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Qué es el hígado graso?

enfermedad del higado graso

Cómo su nombre lo indica, la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD) se presenta cuando existe un exceso de grasa en las células hepáticas. Engloba una muy amplia variedad de afecciones que atacan al hígado y que se manifiestan en persona que beben muy poco o nada de alcohol. 

El NAFLD se ha vuelto cada vez más común alrededor del planeta, sobre en todo en los países que pertenecen a la cultura occidental. Por ejemplo, en Estado Unidos ésta es la enfermedad hepática crónica más común entre sus habitantes, llegando afectar a un 25% de la población total, aproximadamente.

Si no se trata correctamente y en el tiempo adecuado, el hígado graso puede llegar a evolucionar en esteatohepatitis no alcohólica (NASH), que es una forma de NAFLD aún más agresiva. Esta última se distingue porque se presenta una inflamación en el hígado y puede llegar a progresar a una cicatrización avanzada, también conocida como cirrosis, o a una insuficiencia hepática. El daño que causa esta enfermedad es muy similar al que resulta de un consumo excesivo de alcohol.

Síntomas

La enfermedad del hígado graso es un tanto complicada de detectar, sobre todo de parte de la persona que lo padece ya que, por lo general, no causa signos o síntomas percibibles. Sin embargo, cuando sí lo llega a hacer, estos pueden ser simplemente fatiga y un dolor o molestia en la parte superior derecha del abdomen.

Cuando se complica en NASH sus signo y síntomas, así como la cicatrización avanzada (cirrosis), pueden incluir los siguientes:

  • Hinchazón abdominal (ascitis)
  • Los vasos sanguíneos se pueden agrandar justo por debajo de la superficie de la piel.
  • El bazo se puede agrandar.
  • Se presenta un enrojecimiento en las palmas de las manos.
  • Debido al mal funcionamiento del hígado, se presenta una coloración amarillenta tanto en la piel como en la parte blanca de los ojos (ictericia).

Enfermedad del hígado graso alcohólico (ALD)

La enfermedad del hígado graso alcohólico se puede prevenir y tratar simplemente dejando de beber alcohol. Pero si no se atiende y se continúa bebiendo en exceso, el ALD puede llegar a complicarse demasiado y causar varios problemas bastante serios como:

  • Agrandamiento del hígado. No siempre causa síntomas, pero puede tener dolor o molestias en la parte superior derecha de su abdomen.
  • Hepatitis alcohólica. Esta es una inflamación en el hígado que puede causar fiebre , náuseas, vómitos, dolor abdominal e ictericia (piel y ojos amarillentos).
  • Cirrosis alcohólica. Esta es una acumulación de tejido cicatricial en el hígado. Puede causar los mismos síntomas que la hepatitis alcohólica más:
    • Grandes cantidades de líquido acumulado en el abdomen.
    • Hipertensión arterial en el hígado.
    • Hemorragias.
    • Confusión y cambios en el comportamiento.
    • Bazo agrandado.
    • Insuficiencia hepática, la cual puede llegar a ser fatal.

Causas y tratamiento del hígado graso

tratamiento el higado graso

Actualmente se desconoce la razón por la cual algunas personas con NAFLD tienen hígado graso simple y otras contraen NASH. Muchos especialistas piensan que los genes pueden ser una razón. Sin embargo es más probable desarrollar esta enfermedad si:

  • Tienes sobrepeso u obesidad.
  • Tu cuerpo no responde a la insulina como debería (llamada resistencia a la insulina) o si tienes diabetes tipo 2.
  • Tienes altos niveles de triglicéridos o colesterol “malo” (LDL), o un bajo nivel de colesterol “bueno” (HDL).
  • Eres un adulto mayor.
  • Tienes síndrome de ovario poliquístico.
  • Sufres de apnea del sueño.
  • Tienes una tiroides poco activa (hipotiroidismo).
  • Tu glándula pituitaria es poco activa (hipopituitarismo),
  • Sufres de desnutrición.
  • Perdido peso excesivamente rápido.
  • Te has expuesto a ciertas toxinas y químicos.
  • Tienes síndrome metabólico.

Actualmente no existe ningún medicamento aprobado para tratar el hígado graso, aunque existen algunos que aún están en ensayos clínicos. Sin embargo, por lo general, el primer paso del tratamiento es perder peso, esto Ayuda a reducir la grasa, la inflamación y las cicatrices en el hígado. Perder entre el 3% y 5% de tu peso corporal, puede reducir significativamente la cantidad de grasa en el hígado. 

Otra opción es la cirugía para bajar de peso aunque es una opción más invasiva y complicada. Para el caso del hígado graso alcohólico, además deberás dejar de beber, ya que es la única manera que se tiene para evitar que el daño hepático empeore. Incluso puede llegar a revertir parte del daño hepático que ya sucedió.

En general, mantener un estilo de vida saludable, haciendo ejercicio (sobre todo cardio), llevar una dieta balanceada y baja en grasas, así como contar con el apoyo de tu seres queridos, es el mejor método que tenemos para prevenir y tratar el hígado graso.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *