Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies

Qué es la ansiedad

Por: - 14 noviembre, 2019
Compartir

La ansiedad ocasional es un sistema por el cual el cuerpo se pone en estado de alerta ante situaciones que considera una amenaza.

Este estado es normal en todas las personas y permite la adaptación con el entorno dependiendo de las circunstancias y la reacción oportuna en caso de algún riesgo.

Sin embargo, en algunos casos estos sentimientos comienzan a afectar las actividades cotidianas de las personas, causándoles miedos intensos y preocupaciones excesivas, a esto se le conoce como trastorno de ansiedad.

La magnitud de estos sentimientos suele ser difícil de controlar y desproporcionada al nivel de peligro desarrollando en ocasiones depresión.

Causas y síntomas

Algunos factores que pueden incrementar el riesgo de sufrir trastorno de ansiedad pueden ser:

  • De personalidad. Como el manejo del estrés o el consumo de drogas o alcohol.
  • Biológicos. Por herencia o alguna enfermedad.
  • Sociales. En respuesta a eventos traumáticos, problemas laborales, familiares o intolerancia a la interacción social.

El trastorno de ansiedad puede manifestarse a cualquier edad y de diferentes maneras, algunos de los síntomas más comunes son:

Emocionales

  • Nerviosismo
  • Sensación de peligro
  • Tensión
  • Agitación
  • Miedo

Físicos

  • Hiperventilación
  • Temblores
  • Sudoración
  • Cansancio
  • Problemas para dormir

Tratamiento

Algunas recomendaciones para ayudar a controlar los episodios de ansiedad son:

  • Tratamiento terapéutico. El especialista realizará una correcta valoración y podrá orientar al paciente sobre los mejores métodos que le ayuden a tratar esta condición.
  • Fármacos. Su uso se prescribe después de una valoración médica y psicológica.
  • Meditación. Las técnicas de relajación como el yoga y el mindfulness contribuyen a disminuir el estrés, detonante de la ansiedad.
  • Ejercicios de respiración. Aprender a manejar la respiración ayudará en momentos de angustia, bajando el ritmo cardiaco para prevenir la hiperventilación.

Aunque la ansiedad patológica representa un impedimento para quienes la padecen, diagnosticada y tratada oportunamente permite a la persona afrontar de mejor manera las situaciones que se la generan, controlar las crisis y desarrollarse óptimamente.

Recuerda que tu bienestar es mental y emocional, si presentas algún síntoma o sientes que necesitas hablar con alguien sobre el tema, acércate con un profesional de la salud, él te asesorará y te ayudará a trabajar en el manejo de estas emociones.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

Subtotal
Shipping and discount codes are added at checkout.
Checkout