Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies

¿Tienes adicción al teléfono celular?

Por: - 21 noviembre, 2019
Compartir


Sales de tu casa por la mañana camino a la oficina, vas 20 minutos tarde y estás prácticamente trotando para llegar a la parada de tu transporte público. Has avanzado ya algunas cuadras y te percatas de que olvidaste el celular en casa, ¿qué haces entonces?

Así es, muchos de nosotros optaríamos por regresar a casa sin importar el cansancio, desperdicio de tiempo y retardo que eso implicaría. Y es que muy probablemente seas una de esas personas que nos sentimos incompletas cuando tenemos nuestro teléfono móvil lejos. Pues esta condición tiene un nombre y se llama: nomofobia.

Conoce la nomofobia

El término “nomofobia” proviene de la expresión anglosajona “no mobile phone phobia” y se usa para nombrar este padecimiento del siglo XXI que tiene como principal síntoma el sentimiento de ansiedad y preocupación extremas que genera en una persona el no tener cerca su teléfono móvil.

Se cree que más de la mitad de la población que posee un celular, sufre de este padecimiento, y es que este aparato electrónico ha sustituido tantas cosas que ahora tenemos en la palma de nuestra mano: un mapa, una calculadora, un diccionario, una enciclopedia, un calendario, un periódico, una televisión, un radio, etc.

Sin embargo, aunque esto representa grandes ventajas de optimización y practicidad, muchas personas convierten a su teléfono en su mejor y hasta único amigo. En reuniones con familia o amigos, en conciertos, en viajes o cualquier otra situación, lo primero que hacen es usar el teléfono y ver el mundo a través de su pantalla. 

Esto puede traer graves consecuencias como:

  • Elevar los niveles de ansiedad y estrés.
  • Insomnio.
  • Afectar las relaciones personales.
  • Evitar realizar actividades saludables.
  • Dolores musculares diversos.
  • Depresión.

¿Eres adicto a tu teléfono celular?

Identificar esta adicción es relativamente sencillo. Existen varias señales o síntomas que puedes observar en ti o en alguien más para tener la certeza que el padecimiento está presente. Algunas de estas señales son:

  • Usar el celular aislándote durante una reunión con familia o amigos.
  • Tardas mucho en terminar tareas por distraerte constantemente revisando tus redes sociales.
  • Lo usas mientras comes.
  • Es lo primero que ves al despertar y lo último antes de dormir.
  • Sufres del síndrome de vibración fantasma, es decir, sientes que el celular vibra en tu bolsillo aunque no sea así.
  • La batería no te dura un día entero por el constante uso que le das.
  • Consultas tu celular compulsivamente aunque no estés esperando ningún mensaje o llamada en particular.

Si te identificas con alguno o varios de estos indicadores, es hora de detenerte a pensar y replantear la relación que llevas con tu teléfono móvil y considerar algunas medidas de prevención y tratamiento.

¿Cómo evitar la adicción al celular?

La moderación en todo siempre es la clave para un estilo de vida saludable y equilibrada. El caso del uso del celular no es la excepción. Si quieres prevenir y tratar la nomofobia, checa las siguientes recomendaciones:

  • Reúnete con tus amigos sin llevar el celular. Verás cómo disfrutas más su compañía sin ninguna distracción cerca.
  • Apaga el celular en eventos. Intenta disfrutar de un concierto o cualquier otro espectáculo sin interponer el teléfono en tu mirada, seguro notarás y recordarás más detalles que viéndolo a través de la pantalla.
  • Deja que la batería se agote de vez en cuando. Poco a poco verás que no es imprescindible para vivir.
  • Puedes intentar pasar un día entero sin celular de vez en cuando.
  • Desconéctate de la red de wi-fi o datos móviles esporádicamente y vive un poco más en el aquí y el ahora.
  • Si sientes que de verdad no tienes la fuerza de voluntad suficiente para desprenderte del móvil, considera asistir a terapia y tratarte con un especialista.

La tecnología no es buena ni mala, sólo es una herramienta que te puede ayudar a facilitar tu vida, o bien, complicarla y traer nuevos problemas. Es responsabilidad de cada persona utilizarla como es debido y, en el caso del teléfono móvil, usarlo con responsabilidad y no permitir que consuma la mayor parte de tu tiempo y atención.

Cuéntanos en la caja de comentarios qué otras recomendaciones considerarías para evitar este problema y después apaga el celular en el cual estás leyendo esto y sal a pasear un poco.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

Subtotal
Shipping and discount codes are added at checkout.
Checkout