Usamos cookies para darte la mejor experiencia y personalización de usuario en nuestro sitio y en sitios de terceros. Al seguir navegando en nuestro sitio web, autorizas nuestro uso de cookies. Para obtener más información, consulta nuestra Política de cookies

Cómo hacer una rutina de cuidado facial

Por: - 30 julio, 2019
Compartir


Cuando se quiere tener un cutis saludable es indispensable contar con una buena rutina de cuidado para el rostro. Prevenir inflamaciones, áreas rojizas y la aparición de granos es sencillo con constancia. Aprende cómo puedes darle un buen cuidado a tu piel sin complicaciones y gozando de un cutis con vida y uniforme.

Mantén tu cara limpia

El primer paso para lograr el objetivo es determinar qué tipo de cutis se tiene. Si tu piel es grasa es fácil que aparezca brillo, si es seca tiende a escamarse por el aire y por el frío y si es sensible a menudo aparecen alergias, irritaciones y comezón. Esto te ayudará a elegir los productos naturales adecuados para tu cuidado personal.

  • Lava tu cara cada mañana. Evita usar jabones que no contengan extractos naturales. Si tu piel es grasa es conveniente elegir aquellos que tengan un pH neutro y si tu piel es sensible utiliza aquellos sin fragancia.
  • Utiliza agua fría. A pesar que la sensación de lavarte el rostro con agua caliente es agradable no es recomendable ya que ésta retira los aceites naturales que protegen tu piel.
  • Higiene después del gym. Cuando te ejercitas el sudor se puede mezclar con impurezas y bloquear los poros y promueve la aparición de acné.
  • Sé gentil. Cuando seques tu rostro evita tallarte con la toalla de baño, sólo da pequeñas palmaditas para asegurar no irritarte. Recuerda que la piel de la cara es más sensible.
  • Desmaquíllate diariamente. No importa que sea mucho o poco el maquillaje en tu rostro, es esencial que lo retires después de algunas horas para que tu piel respire libremente. Recuerda que debes evitar irte a dormir maquillada.
  • No toques tu rostro. Usualmente las manos no se encuentran limpias y contienen bacterias que puedes llevar a tu cara. Evita de igual manera que tu celular tenga contacto con tu piel ya que este puede contaminarla.

Cuidados extras

Tu rutina de cuidado también debe incluir algunos cambios en tus hábitos para potencializar los resultados.

  • Lava las telas que estén en contacto con tu rostro. Esto incluye desde las toallas para secarte después del baño hasta la funda de tu almohada ya que en ellas se quedan residuos de piel muerta y contaminantes.
  • Cuídate del sol. Existen cremas aclarantes que tienen protección solar 20 FPS que ayudan a unificar el tono de tu piel y evitar manchas si estas ya aparecieron.
  • Bebe mucha agua. Mantener el cuerpo hidratado es clave para tu rutina de cuidado facial. Toma al menos ocho vasos al día para asegurarte que tu cutis tenga suficiente agua.
  • Consume alimentos saludables. Recuerda que las frutas como las fresas, ciruelas, arándanos y frambuesas tienen antioxidantes que retrasan el envejecimiento de tu piel.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones tu rutina de cuidado del rostro traerá consigo resultados positivos que podrás notar en poco tiempo. Recuerda que si tienes alguna condición especial o dudas respecto al cuidado facial siempre es recomendable acudir a un especialista de la piel.

No te pierdas esta información:

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

Subtotal
Shipping and discount codes are added at checkout.
Checkout